Flauta

Los servicios se facturan por cuarto de hora iniciado. Nos complace darle una estimación del costo, pero no siempre podemos prever el alcance total de la reparación antes de comenzar a trabajar en el instrumento. El coste final también depende del material usado (tipo y cantidad de zapatillas, muelles, etc.). Este Servicio se desarrolla en un plazo estimado de 5 a 10 días laborales.

***NUEVO SERVICIO*** CONTRATA SEGURO PARA EL ENVÍO DE TU INSTRUMENTO Y TE LO RECOGEMOS Y ENTREGAMOS EN CASA GRATIS.

47,50  + IVA / Hora

Dedicaremos a tu instrumento un máximo de 3 horas

  • Puntos principales de actuación y control
  • Ajuste del sistema mecánico de la Flauta
  • Engrase del mecanismo sin desmontar
  • Comprobación del cierre y sellado de las zapatillas (Sin desmontaje ni cambio*)

47,50  + IVA / Hora

Estaremos con dedicación exclusiva sobre tu instrumento de 2 a 4 horas

  • Puntos principales de actuación y control
  • Desmontaje completo y engrase de la mecánica.
  • Limpieza y aceitado nutrimental Básico de la madera si procede.
  • Limpieza y engrase del mecanismo (con desmontaje de ejes dobles)
  • Comprobación y rectificación del asentamiento de las zapatillas, siempre y cuando fuese posible.
  • Sustitución de silenciadores de mecanismos necesitados (no juego completo)
  • Recomendamos realizar esta Revisión Preventiva cada 18 meses

47,50  + IVA / Hora

Estaremos con dedicación exclusiva sobre tu instrumento de 5 a 15 horas

  • Puntos principales de actuación y control.
  • Realizamos todos los puntos de actuación y control del servicio Limpieza, Engrase y Ajuste.
  • Sustitución completa del juego de zapatillas.
  • Sustitución de apoyos y silenciadores.
  • Este Servicio tiene opciones adicionales como son:
      • Elección de zapatillas según categoría y calidad.
      • Sustitución de corcho de la cabeza.
      • Abrillantado del mecanismo y cuerpo.

47,50  + IVA / Hora

Estaremos con dedicación exclusiva sobre tu instrumento de 7 a 20 horas

  • Puntos principales de actuación y control.
  • Realizamos todos los puntos de actuación y control del Servicio Cambio de Zapatillas.
  • Abrillantado de la mecánica y cuerpo.
  • Ajuste de holguras mecánicas excesivas.
  • Sustitución completa de apoyos y silenciadores.
  • Sustitución corcho de la cabeza.
  • Sustitución de tornillería necesitada *
  • Sustitución de muelles necesitados*
  • Servicio de ajuste y afinación y sonoridad incluído (Máx 1 hora)
  • *** Para Flautas de Madera está disponible el servicio de Aceitado Nutrimental Intensivo

La zapatilla para Flauta Straubinger está compuesta por diferentes componentes, unos en la zapatilla propiamente y otros que establecen el asiento perfecto con la copa. El fin: conseguir que la zapatilla siempre cierre en la misma posición.

El estabilizador de la zapatilla, que se encuentra dentro de la copa del instrumento tiene una función doble. Primero, coloca la zapatilla de cuatro a seis milésimas de pulgadas fuera de la copa de la flauta. La alineación adicional se realiza con arandelas completas de material sintético o secciones de ellas. En segundo lugar, el estabilizador permite que la zapatilla asiente totalmente plana una vez instalada. Este estabilizador da la posibilidad de que las secciones de las arandelas sintéticas cumplan mejor su función sobre una base firme y estable más que sobre una base curva. Las posteriores secciones de arandelas cumple la función de resaltar partes de la zapatilla para un cierre correcto.

Con el uso de estos materiales de alta calidad, la zapatilla Straubinger es a lo largo del tiempo más estable. La zapatilla tradicional de fieltro, sin embargo, se convierte a medio plazo inestable y requiere ajustes frecuentes.

La base de la zapatilla proporciona una base rígida para el fieltro y apoya la piel de vejiga de forma que este no se deforme. La piel, conjuntamente con la base controla el fieltro. Es decir, mantiene la superficie de la piel alineada con el borde de la chimenea del instrumento. Un aspecto muy importante de este componente de la zapatilla es que es suficientemente flexible para permitir la corrección de cualquier imperfección que venga de la chimenea. Una zapatilla tradicional de fieltro que no tiene esta ayuda de suplementos con arandelas, no se alinea a la copa y debido a que su piel se encoge y el fieltro es inestable da como resultado escapes en la zapatilla y un desajuste acusado en regulación.

El fieltro que utilizan las zapatillas Straubinger proporciona ayuda a la piel de vejiga para que la estanqueidad sea perfecta cuando hace contacto con la chimenea. El tipo de fieltro es crucial. El problema con el fieltro tradicional es que la temperatura y la humedad modifican las dimensiones del mismo.

Otro propósito de la piel es hacer no sólo que la zapatilla ayude a sellar la chimenea sino también que la zapatilla se mantenga estable. Ya que la piel es apoyado en el borde externo de la zapatilla por un pequeño labio y en el centro por un collar interno, la piel es apoyada completamente plana, como si fuera la piel de un tambor pero sin tensión.  La instalación apropiada de las Zapatillas Straubinger requiere una preparación minuciosa del mecanismo del instrumento. Éste debe estar en unas condiciones óptimas con el fin de que sean correctamente instaladas las zapatillas. Las chimeneas o los oídos deben ser totalmente planos y las copas con una alineación perfecta con los oídos o chimeneas. En las flautas los spuds (roscas que se encuentran dentro de las copas) deben de tener una altura determinada, y las arandelas del tornillo y los ojales una forma particular.

Los técnicos certificados por Straubinger tienen la preparación y los utillajes especiales necesarios para la realización de estos pasos con la máxima garantía. La certificación se ha concedido a estos reparadores especializados en clarinetes y flautas cuando han completado un curso-taller en las instalaciones de la fábrica en Indianápolis, Estados Unidos.

En España el certificado reconocido para la instalación de zapatillas Straubinger es Sergio Jerez.

El Delrín proporciona una base rígida para la almohadilla de fieltro y soporta la piel por lo que no cambia nunca de posición. La piel, en conjunción con el soporte, controla la almohadilla, es decir, mantiene la piel alineada con el oído del instrumento. Las zapatillas tradicionales de fieltro, las cuáles no tienen soporte, se deforman dando fugas y un ajuste defectuoso al poco tiempo de haber sido instaladas.

Notas:

Solicita tu cita

×